Domingo, 09 Febrero 2014 13:18

Preparación al parto

Qué mejor manera de hablar sobre las clases de preparación al parto a domicilio que citando un fragmento del maravilloso libro de Sheila Kitzinger1:

“Las clases de preparación al parto le ayudan a conocer su cuerpo y sentirse feliz con él durante el embarazo. Usted aprende a prepararse para que durante el parto pueda trabajar con su cuerpo en lugar de luchar contra él, para que entienda la actividad de su útero y para que, a través de la relajación, respiración y concentración pueda conseguir una armonía con el proceso que está viviendo. Todo ello es importante no sólo para las horas del parto, sino para sus sentimientos posteriores hacía la experiencia vivida, usted misma y su bebé. El nacimiento no es sólo “otro día en la vida de una mujer”. Las mujeres recuerdan sus partos y las intensas emociones que los acompañaron durante muchos años, incluso hasta la vejez. Las experiencias positivas se recuerdan con cariño (…)

Una parte de la preparación al parto consiste en realizar ejercicios físicos, pero aún es más importante pensar de una forma constructiva. Dedique un tiempo a imaginar lo que va a suceder en su cuerpo y cómo va a sentirse.”

Recuerda que Llama a la Comadrona te ofrece clases de preparación al parto a domicilio en Madrid, para que puedas aprender disfrutando y para que tu parto sea una experiencia que vivas con confianza y seguridad.

¡Feliz sábado! 

1.Kitzinger S. El nuevo gran libro del embarazo y del parto, alternativas y retos. 4ªed. Barcelona: Ediciones Médici; 2004. p. 180

Photo: Source: Flickr.com Photographer eyeliam

Publicado en blog
Como ya os avanzamos en un post anterior Cuidados del recién nacido: ¿Cuándo puedo cortarle las uñas a mi bebé recién nacido?, hoy os vamos a explicar como debéis de hacerlo y qué medidas debéis de llevar a cabo. 
 
Cortarle las uñas es uno de los cuidados del recién nacido que realizareis al principio con mucho miedo porque los dedos del recién nacido son tan pequeños que se te escapan de tus manos y las uñas de los bebés son muy finas (de hecho casi las puedes hasta cortar con tus dedos), pero poco a poco iréis ganando destreza, ya lo veréis!. Por eso es importante contar la información de las clases de preparación al parto para que todos estos cuidados del bebé no se nos hagan un mundo cuando tengáis que realizarlos solas en casa. 
 
Lo primero de todo es buscar el momento adecuado. Un momento en que el bebé esté tranquilo, sin hambre, sin sueño, sin llorar. Por eso recomendamos siempre después de la toma sí se alimenta con lactancia materna, o después del biberón,  si es con lactancia artificial. De este modo el recién nacido estará dormido y conseguiremos que no luche contra ti mientras le intentas cortar las uñas. Si puede ser otra persona la que sujete al bebé será más fácil para tí realizar este cuidado de tu bebé. Asimismo debes elegir una zona con mucha luz para que veas sin problemas mientras lo realizas. 
 
Lo segundo es coger con firmeza el dedo del recién nacido y con el mismo dedo con el que sujetas el del bebé, separas la yema de su "dedito" de la uña que vas a cortar para asi poder introducir la tijera o cortauñas. Debes tener presente que siempre antes de cortar hay que comprobar que no estás encima de la piel del bebé. En caso de que utiliceis tijeras, éstas deben de ser de punta roma, nunca con la punta afilada pues puedes pincharle al bebé y hacerle daño. 
 
En tercer lugar siempre cortar las uñas de las manos con forma redondeada ( con la forma del dedo) teniendo cuidado de no dejar ningún pico con el que el bebé pueda arañarse la carita. Las uñas de los pies deben cortarse siempre rectas. 
 
Aún así, si todavía no has tenido a tu bebé o lo has tenido y tienes dificultad con los cuidados del recién nacido o problemas con la lactancia, debes de saber que Llama a la Comadrona te manda una matrona a tu domicilio para ayudarte con los cuidados del postparto en casa y para que éste sea un poco más fácil y así disfrutes más de este momento único como es el nacimiento de un bebé.
 
Un saludo!
Publicado en blog

Se aconsejan deportes que no son competitivos, violentos o que exijan más esfuerzo y fatiga que la normal para una mujer embarazada, no debiendo superar las 120/130 pulsaciones por minuto. El ejercicio durante el embarazo más recomendable es un trabajo de resistencia aeróbica.

Pueden ser de resistencia aeróbica global como: andar, pedalear y nadar que facilitan la disminución de la grasa corporal, activan la circulación, disminuyen la frecuencia cardiaca en reposo y mejoran la capilarización para un mayor aprovechamiento del oxígeno.

También es importante realizar trabajos de resistencia aeróbica local para un acondicionamiento físico completo que nos permitan ganar tono muscular. Ejercicios que estabilicen la columna vertebral, como la musculatura de la espalda y abdominal son ejercicios en el embarazo imprescindibles, ya que cambiará el centro de gravedad y aumentará la curvatura lumbar. Si los abdominales no están tonificados para sostener el útero, toda la carga recae sobre los músculos de la espalda, apareciendo dolores en la zona lumbar. Los abdominales bien tonificados van a colaborar de manera mucho más eficiente con los músculos del suelo pélvico en el momento del parto.

 

Consejos:

-         No puedes fatigarte

-         Andar activa la circulación, la respiración, el funcionamiento intestinal y refuerza la pared abdominal.

-         La gimnasia en el embarazo prepara al cuerpo para un parto más fácil y rápido, debido a que fortalece los músculos y da flexibilidad a las articulaciones de la pelvis.

-         La bicicleta estática hace trabajar numerosos músculos especialmente el cardiaco.

-         La natación facilita la movilidad y aumenta la flexibilidad debido a la disminución de la fuerza de la gravedad. Debido a los beneficios de la natación dedicaremos otro post exclusivo a ella.

Publicado en blog

Normalmente recomendamos al principio del embarazo que realicéis ejercicio, pero la importancia de realizarlo a veces se nos olvida. En las clases de preparación al parto a domicilio os hablamos de ello, y os enseñamos que ejercicio es el ideal para cada una de vosotras, pero os avanzamos algunas claves de porque es importante realizarlos.

Durante el embarazo disminuye la resistencia, con el ejercicio mejoraras la resistencia, la postura, lo que ayuda a prevenir problemas de dolor de espalda, pubis, etc.

Mejora la circulación sanguínea, que debido a la dificultad en el retorno venoso que se produce, puede acabar produciendo problemas como varices.

Ayuda a fortalecer por lo que cuando tengas que coger a tu bebé estarás más fuerte y tendrás menos dolores de espalda.

Y muchos beneficios mas como la relajación, la liberación de endorfinas que se producen y la sensación de placer que producen también actúa sobre tu bebe…

Más adelante os contaremos que ejercicios son los ideales durante el embarazo.

Publicado en blog
Jueves, 12 Diciembre 2013 10:36

Cursos que pueden poner en riesgo la salud

 Desde Llama a la comadrona nos hemos hecho eco de la denuncia en la prensa, que ha puesto la asociación de matronas. En ella informan sobre gente que se dedica a impartir cursos de preparación al parto sin ninguna formación, con el peligro que ello supone.

Nos parece interesante poner la denuncia para que todos la lean, y si están buscando donde preparase para el parto y la maternidad que busquen al personal cualificado para ello, que es la matrona.

http://www.matronasmadrid.com/web/images/pdf/notadeprensamatronas.pdf

Publicado en blog
Martes, 19 Noviembre 2013 15:40

Técnica de masaje perineal

¿Te preocupa o te da miedo que te hagan una episiotomía durante tu parto? ¿Te gustaría poder hacer algo que contribuyera a evitarlo?

Si leíste nuestro artículo acerca de la episiotomía, ya sabrás que la decisión última acerca de si es necesario practicar una episiotomía o no va a depender del obstetra o matrona que te atienden y de las circunstancias particulares de tu parto. Sin embargo, ya desde el embarazo puedes dedicar unos minutos al día a favorecer la elasticidad de tu periné y disfrutar esos momentos y sensaciones sola o con tu pareja.

La técnica del masaje perineal tiene como objetivos fundamentales mejorar la elasticidad del periné y que la mujer se familiarice con esas sensaciones que aparecerán después en el parto. Es una técnica sencilla que dura aproximadamente 5-10 minutos y que se debe realizar de forma rutinaria una vez al día.

Se recomienda empezar a practicarla en las semanas previas a la fecha probable de parto, aunque hay mujeres que deciden empezar a hacerla antes. El masaje puedes realizarlo tú misma o tu pareja, haciéndolo partícipe también en la preparación al parto. Lo más importante, en cualquier caso, es que ambos os sintáis cómodos.

El masaje no requiere grandes preparativos. Basta con una adecuada higiene de manos, vaciar previamente la vejiga y adoptar la posición que te resulte más cómoda (cuclillas, semisentada, etc…). Realizar la técnica después de una ducha o baño caliente puede favorecer que la zona se encuentre más relajada aunque no resulta imprescindible. Te recomendamos que antes de iniciar la técnica, al menos al principio, dediques tiempo a conocer tu periné, su elasticidad, etc.

Si el masaje vas a realizarlo tú misma el dedo que debes utilizar es el pulgar. En el caso de que sea tu pareja los dedos serán el índice y el corazón.

Se recomienda utilizar algún aceite que ayude a lubricar la zona. Entre los más recomendables últimamente se encuentra el aceite de rosa de mosqueta, que se considera el más hidratante. Sin embargo, no te preocupes si no tienes a mano este aceite, también puedes utilizar aceite de almendra e incluso aceite de oliva.

Comienzan entonces los ejercicios. Te proponemos varios:

  • Introduce los dedos en la vagina 3-4 cm y presiona hacia abajo y hacia los lados de la vagina con un movimiento de balanceo, firme pero delicado, estirando la zona hasta que sientas una leve sensación de escozor o quemazón. Repítelo varias veces.
  • A continuación, desliza el dedo desde el fondo de la vagina hacia fuera y viceversa manteniendo una ligera presión. Repítelo varias veces.
  • Coloca los dedos en la entrada de la vagina y realiza una presión mantenida hacia abajo durante 2 min o más hasta que notes la molestia. Este ejercicio puede ayudarte a conocer la sensación que tendrás cuando la cabeza de tu bebé apoye sobre esta zona en el parto.
  • Coge esa misma zona entre el pulgar y los dedos índice y corazón a modo de pinza y realiza un movimiento de vaivén de un lado a otro para estirar el tejido de la entrada de la vagina y la piel del periné. Realiza este ejercicio 2-3 min.
  • Para terminar y relajar la zona, manteniendo los dedos en esta misma posición, realice un suave masaje del periné y realice ligeros movimientos de estiramiento desde dentro hacia afuera abarcando la zona inferior y lateral de la vagina y piel del periné.

Como ves, es una técnica fácil y que requiere de poco tiempo. Desde “Llama a la Comadrona” te animamos a que la practiques y que nos consultes cualquier duda que te pueda surgir.

Publicado en blog
Martes, 12 Noviembre 2013 15:59

¿Es perjudicial viajar durante el embarazo?

La repercusión de los viajes en el embarazo, sobretodo en avión, es una preocupación que tienen muchas mujeres y por ello motivo de consulta. Por este motivo, desde "Llama a la comadrona" queremos informaros sobre este tema.

Si el embarazo transcurre con normalidad y es la mujer está sana, viajar no afecta negativamente ni a la gestación, ni al bebé. Sin embargo,sí se sugiere llevar a cabo una serie de recomendaciones.

Cada medio de transporte tiene sus ventajas y sus inconvenientes. El que más dudas genera en las futuras madres es el avión, y por ello nos centraremos en éste, aunque las recomendaciones son válidas para cualquier otro.

Los detectores de metales de los aeropuertos son totalmente inocuos tanto para la futura madre como para el bebé.

Respecto a los viajes en avión, las distintas compañías aéreas hacen una serie de recomendaciones desde sus respectivas páginas web.

Volar es totalmente seguro y no afecta al embarazo.

Iberia permite viajar durante el embarazo aunque recomienda no hacerlo durante el último mes y hasta pasados siete días desde el parto. Es una recomendación que también hacen el resto de líneas aéreas miembros de la IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional) 

En algunos casos especiales, además, se recomendará una autorización médica para viajar. El Manual Médico de IATA la recomienda pasadas las 28 semanas.

Iberia no exige ninguna autorización específica antes de las 28 semanas de gestación.

Tu médico siempre te indicará la conveniencia o no de volar, por lo que antes de iniciar un viaje en avión, no está de más que le consultes.

Conoce las autorizaciones que necesitas para volar si ya has cumplido las 28 semanas de embarazo.

A partir de la 36 semana de gestación (32 si es múltiple y sin complicaciones) IATA te recomienda no volar, por el riesgo de iniciarse el parto durante el trayecto.

Si de todas formas necesitas viajar, debe ser tu médico quien lo decida.

En cualquier otro supuesto, necesitarías una autorización previa del Servicio Médico de IBERIA.

Una semana después del parto ya puedes volver a viajar en avión.

El recién nacido puede volar a partir de las 48 h. pero es más recomendable que no lo haga hasta pasado una semana, pues los cambios de presión en la cabina le pueden causar molestias (dolor) .

Es muy importante que mantengas al bebé bien hidratado antes, durante y después del vuelo ya que es muy susceptible a la deshidratación.

http://www.iberia.com/web/product.do?cntCat=Productos/EMBARA&cntId=EMBARA&isPopup=true

En algunas compañías dispones de cunas-confort para bebés de hasta 11 kg (menores de ocho meses), en vuelos intercontinentales.

Para viajar con Air France, no necesita una autorización médica. 
No obstante, le recomiendan consultar con su médico de cabecera antes del viaje. 

Recomendaciones para un viaje confortable:

Cuanto más avanzado está el embarazo aumenta la retención de líquidos y un mayor estancamiento sanguíneo en piernas (el riesgo de trombosis venosa aumenta durante el embarazo), por lo que para evitar problemas circulatorios, en viajes largos con periodos prolongados de inmovilidad, se recomienda:

  • Viajar con ropa poco ajustada (amplia y cómoda)para evitar comprimir la piel
  • Fibras naturales (por ejemplo algodón) por su mejor ventilación.
  • Ejercicios de los miembros inferiores en el mismo lugar donde está sentado (mueve los dedos de los pies, los tobillos, flexione y extienda las piernas).
  • Una buena opción es usar medias de compresión, pues ayudan a una mejor circulación sanguínea.
  • Aconsejamos también ponerse de pie, contraer los brazos y piernas, dar un pequeño paseo siempre que las condiciones del viaje lo permitan. Para facilitar esto, una buena opción es reservar el asiento más cercano al pasillo y al baño.
  • Evitar comidas copiosas y bebidas gaseosas
  • Abrochar el cinturón de seguridad por debajo del abdomen, por encima del pubis.
  • Llevar el historial obstétrico si se tiene, por si surge alguna complicación en el lugar de destino.

Imagen cortesía de yingyo, freedigitalphotos.net

Publicado en blog

La toxoplasmosis es una infección causada por el toxoplasma gondii, un parasito transmitido desde los animales a los humanos a través de diferentes vías. El gato es el huésped definitivo y puede contagiar la enfermedad a otros animales, verduras y al ser humano. Por lo tanto, la

mujer embarazada puede contraer la infección no solo a través del contacto con heces de los gatos, sino por ingestión de carne cruda o poco hecha contaminada, embutidos crudos como jamón serrano y chorizo, sushi y frutas y verduras que no estén bien lavadas, agua, leche u otros alimentos contaminados.

Las recomendaciones que te darán nuestras matronas especializadas serán evitar el contacto con los gatos, manipular sus heces con guantes, realizarles un control veterinario para sabersi es portador del Toxoplasma, lavar cuidadosamente las frutas y pelarlas, lavar todas las verduras y hortalizas que vayan a ser consumidas sin ningún tipo de tratamiento culinario, procurar no tomarlas fuera de casa porque se desconoce si han sido bien lavadas, cocinar bien la carne y no tomarla cruda. Si se desea consumir poco hecha, se puede congelar la carne unos días a temperaturas por debajo de los -20ºC, ya que se ha demostrado que las altas temperaturas como las inferiores a los -20ºC destruyen este microorganismo. Evitar igualmente leche no pasteurizada y agua contaminada. Igualmente es recomendable evitar manipular el jardín sin guantes.

Es recomendable que toda mujer embarazada o que esté planificando la gestación, acuda a su médico para que, a través de una analítica de sangre, le informen si ha pasado la toxoplamosis.

El riesgo para el bebé es mínimo cuando ya se ha pasado, pero si no, debe seguir las anteriores recomendaciones.

Publicado en blog
Martes, 29 Octubre 2013 14:08

Alimentación durante el embarazo

Es fundamental una buena alimentación y una dieta equilibrada que garantice el aporte de todos los nutrientes necesarios tanto para el feto como para la madre. Importante para un embarazo y parto natural.

La ganancia excesiva de peso puede aumentar los riesgos de complicaciones, como la hipertensión arterial, la diabetes gestacional, la anemia o el parto prematuro.

Por todo esto, nuestro equipo de matronas a domicilio te ayudarán desde el principio a crear o mejorar un buen habito alimentario.

Hay variaciones según la constitución física previa de cada mujer, pero un aumento de peso durante un embarazo normal debe ser entre 10 y 12 kg., lo que supone un aporte de calorías de 2100-2400 kcal/día, distribuidas en hidratos de carbono (50-55%), proteínas (10-15%) y lípidos (30-35%).

Los hidratos de carbono constituyen la principal fuente de energía. Algunos de ellos también aportan fibra para favorecer la evacuación intestinal. Se pueden encontrar en productos lácteos, fruta, verdura, cereales, pan integral, dulces, miel y azúcar.

Las proteínas son esenciales para la construcción y reparación de los tejidos. Se encuentran en carnes rojas, aves, pescados, huevos, leche, quesos, legumbres, cereales y frutos secos. Aunque las proteínas de más alta calidad son aportados por alimentos de origen animal. Las mujeres alérgicas a la leche, con intolerancia a la lactosa o vegetarianas pueden sustituirlo por leche de soja u productos elaborados con esta proteína de origen vegetal.

Los lípidos suponen un aporte energético muy elevado, por lo que hay que tomarlo con prudencia. Se encuentran en aceites vegetales (oliva, girasol, maíz y soja), pescado azul, carnes rojas, embutidos, leche y derivados lácteos.

Publicado en blog

¿A cuánta gente conocemos que cuando se acerca la fecha probable de parto (FPP) va con la maletita a todas partes? A comer a casa de los suegros, al cumpleaños del sobrino… y habrá gente que se pregunte… ¿y qué llevan en la maleta?

En la maleta, aparte de meter las cosas necesarias para el bebé se meterá todo lo que la madre pueda necesitar durante el tiempo que esté en el hospital y que ahora detallamos para aquellas personas que tengan dudas.

Esta maleta se preparará más o menos quince o veinte días antes de la fecha que salís de cuentas (FPP) por si acaso el parto se desencadena antes de esa fecha que coincide con la semana 40. Es decir, alrededor de la semana 37 debería de estar todo preparado porque a partir de esa fecha ya se considera un parto a término. Es por esto que mucha gente te dice: “a mí se me adelantó dos semanas”. Realmente no es nada raro, ni es un bebé prematuro (probablemente más bajo de peso, pero lo normal para un bebé de 38 semanas) pero éste es otro tema que ya aclararemos en otro post más adelante.

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de prepararla es dónde va a nacer vuestro hijo/a: si es un hospital público o privado. En los hospitales públicos os van a facilitar muchas cosas que en cambio en los privados tendréis que llevar. Desde Llama a la Comadrona hemos creado una lista con las cosas que necesitaréis, pero lo mejor es, que si podéis, os informéis antes porque hay hospitales privados que dan camisones para el paritorio, por ejemplo y otros privados que no.

Qué necesitáis meter en la maleta

Para el Recién Nacido:

  • Lo primero, dejad preparado (en el coche o en casa) el capazo o el dispositivo de transporte homologado para el coche y así llevar seguro al bebé cuando os den el alta.
  • Pañales de primera puesta. En hospitales públicos no hacen falta, se os entregarán los que necesitéis.
  • 6-8 bodies de algodón. En hospitales públicos os los facilitan. Si es privado, os pongo tantos bodies por si se mancha al cambiarle el pañal o al hacerse “caquita”.
  • Gorrito y manoplas para el paritorio: aunque en el público le pondrán en el paritorio un gorrito, luego lo cambiáis por el vuestro y así vuestro niñ@ estará más favorecid@.
  • Ropa para vestirlo: en los públicos siempre irán con el body que os dan, por lo tanto no hace falta que os llevéis más que la ropa para salir del hospital. En los privados, se aconseja que estén con ropa cómoda: pijama, peleles, polainas… pero si quieres ponerle faldones, piensa que será a partir del 2º día para que no pierda calor. Así que contad con 4-5 mudas por si algún día se os mancha. No os olvidéis los patucos o calcetines para que no coja frío en los pies.
  • Pijamas para por la noche: en los hospitales privados suelen bañarlos y pedirte un pijama. Llevaos un par más por si alguno se mancha.
  • 2 arrullos y una mantita (si nace en invierno).
  • Neceser para aseo del niño: no es necesario llevar jabón, ni crema hidratante. Tampoco cambiador, os darán un empapador para cambiarle el pañal. Si es necesaria la crema para el culete, peine o cepillo para bebés y colonia.
  • Chupete si quieres que tu hij@ lo use.

Para la madre:

  • Importantísimo no olvidarse del historial médico y de todas las pruebas realizadas durante el embarazo.
  • DNI y libro de familia en caso de que ya lo tengan. Si no lo tienen se lo darán al registrar al recién nacido en el Registro Civil.
  • 1 bata.
  • Varios camisones: en los hospitales públicos te facilitan, pero en los privados depende de qué hospital sea. Tened en cuenta que no es raro que se manchen de sangre. No olvides que si tienes pensado dar el pecho sean abiertos por delante para que te resulte más cómodo.
  • Zapatillas cerradas y cómodas: antes de que nazca tu bebé será bueno que camines y te muevas, no solo pienses en el uso que le darás después.
  • Calcetines si eres friolera.
  • 3 ó 4 sujetadores de lactancia.
  • Discos de lactancia.
  • 5-6 braguitas desechables: pueden ser de celulosa o de malla. Las de malla son bastante cómodas sobretodo para el postparto hospitalario porque sujetan bien los empapadores que os facilitan al principio a modo de compresas. Además puedes lavarlas y no son de un solo uso. En el postparto en casa las de celulosa van bien. Lo importante es que sean altas, hasta la cintura por si es cesárea que no te moleste la goma y te sientas la herida “recogida”.
  • Compresas tocológicas: en Llama a la Comadrona nosotras recomendamos las de celulosa porque, en caso de que te den puntos, las de celulosa no se enganchan a la sutura de la episiotomía, en cambio las de algodón sí se enganchan y puede molestarte.
  • Neceser con productos de higiene: en los hospitales privados suelen dar un neceser (pero cada vez menos…) así que prepara por si acaso tu bolsita con cepillo y pasta de dientes, esponja y jabón, cepillo de pelo y todas las cosas que creas que puedas necesitar como liquido de lentillas, desmaquillador….
  • Bolsa para ropa sucia.
  • Ropa holgada para cuando te den el alta.
  • Cámara de fotos y cámara de video CON CARGA y cargador.
  • Cargador de móvil.
  • Algo para entretenerte durante el parto… música relajante, revista…

Y lo más importante es llenar la maleta con muchas dosis de ilusión y de fuerzas para uno de los momentos más bonitos e importantes de vuestras vidas.

Publicado en blog
Página 2 de 3